sábado, 21 de julio de 2012

a la boca no!

Hace un rato escuche una vecina, gritarle a su niño de un año:
A LA BOCA NO! 

Me pregunto que habría a su alcance tan terrible que no se pudiera llevar a la boca.

Es un tema que creo que no se habla mucho. O mas bien que no se sabe mucho del tema, o no parece interesar. No sé.


Lo que me han dicho a mi o directo a mi bebe: "uiii no te metas eso a la boca", "eso caca"(caca hacemos todos, y gracias a Dios! no es nada malo y decirles eso puede provocares problemas a la hora de quitar el pañal, no recuerdo bien porque pero me lo dijeron unas compañeras de educación infantil :) ), "le dejas comer piedras??", "mi hija nunca se puso cosas en la boca" ( me parece surrealista, pero la niña pasaba muchas horas a la guardería, puede que la madre no supiera todo lo que había probado allí .. )


No me molesta mucho si alguien le dice esas cosas o le hace sacar una piedra, porqué entiendo que para ellos es malo que lo haga y la quieren salvar de: o tragarse el objeto en cuestión, o intoxicarse o comer demasiados microbios.

Pero yo siempre la he dejado comer de todo, y no siempre sintiendo cómoda claro! he de reconocer que no siempre es tarea fácil, eso de ver que come tierra, o hierba por ejemplo... pero pienso que es importante.

Porqué lo pienso? bueno, toooodos los bebes llegan a una etapa en la que necesitan meterse todas las cosas a la boca, y no lo hacen para fastidiar a los padres o para llevarles la contraria, ni mucho menos! lo hacen porque es su manera de interiorizar el mundo. De verlo, conocerlo, aprenderlo, sentirlo, vivirlo, fusionarse en él. Los niños son pura fusión con los objetos y con las personas. Y su forma de conseguir esa fusión, esa interiorización del mundo, es ni mas ni menos, con la boca. 

He leído sobre ello en varios libros, que es importante y  muy necesario. No recuerdo haber leído en ningún lugar que no se tiene que dejar a los niños meterse los objetos en la boca.

Es el lugar donde pueden notar mas como es un objeto, si duro o blando, frío o caliente, rugoso, sabroso, pringoso... lo que sea. Es como un lector de código de barras, lo meten en la boca y saben todo lo que necesitan saber del objeto en cuestión. 

Donde esta el limite de lo que pueden meterse en la boca y de lo que no... aquí cada cual tiene que encontrar el suyo. A mi me funciona antes de decir nada preguntarme: Y que pasa si se mete eso en la boca? es realmente necesario que no lo haga? va a morir? voy a tener que llevarla al hospital si lo hace? Si la respuesta es negativa, entonces la dejo que lo haga.

Hay cosas que no la dejaría ponerse a la boca, pero ella no lo sabe, porque ya estoy al tanto de que no las vea ella primero. Son: excrementos de animales, colillas, vidrios y otros objetos punzantes y las monedas, que mi madre siempre había dicho que era lo mas sucio del mundo. Ah! y las plantas venenosas, como esa típica roja de navidad que todo el mundo tiene en casa. Eso es importante informarse bien, porque hay plantas que pueden llegar a matar si se comen. Igual que los productos limpieza que no hace ni falta mencionar.

El resto es todo para experimentar, mesas, libros, plantas, piedras, personas...  bueno, ahora que lo pienso hay otras cosa que corre por los parques que tampoco me gusta que pruebe porque me parece peor que las piedras: las galletas maría (ya hablaré de comida otro día porqué tiene tema para ir llenando paginas)



Me preocupaban los objetos pequeños. Hace un par de años, antes de tener a Mireia fuimos a visitar una amiga con un bebe, le habíamos comprado un cojín lindissimo en forma de oveja. Lo primero que hizo, delante nuestra, fue arrancarle los ojos con un cuchillo! aghhh dijo que por si acaso se lo metía en la boca. En ese momento pensé que era importante y muy a mi pesar, intente dejar de pensar en la pobre oveja mutilada por el bien del bebe. Así que cuando llego la hora también intente esconder cosas pequeñas, aunque no se me dio muy bien, la verdad, pero como Mireia es muy lista siempre se las puso en la boca y luego las sacaba, nunca se trago nada (y si lo hizo seguro no se quedo dentro) que si no es un objeto punzante tampoco es ningún drama, como mucho a la barriga le cuesta mas de digerir y al final lo expulsa. 

Bueno, en resumen, que me parece importante que la gente sepa que ponerse cosas a la boca es importante, que es pasajero, que cuanto antes lo hayan probado antes dejaran de hacerlo. Mireia comió hierva 3 veces, tierra unas cuantas mas, ahora ya ni se la mira. Pero era evidente que si le decías que no (vale, con la hierva lo intente) lo hacia mas y mas y mas.. así que para qué? si sabemos que es importante para ellos entonces ganamos ambos: ellos porque pueden hacer tranquilos sus descubrimientos, seguir su instinto, sus impulsos y vivirlo como algo bueno, algo divertido, algo normal y nosotros ganamos en tranquilidad, en dejar de pasar malos ratos diciendo no, una vez tras otra, sintiéndonos mal porque hacen cosas que no deben, o sintiéndonos frustrados porque no nos hacen caso, o enfadados porque a pesar de haberlo dicho cien veces siguen cogiendo cosas del suelo... 


Los bebes son sabios, saben lo que deben hacer para crecer, para aprender. Hay que apartar todo lo peligroso de casa, hacer un lugar seguro para ellos, y después dejarlos hacer su trabajo, siempre bajo nuestra mirada, con respeto y amor.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.